domingo, 3 de junio de 2012

Disciplina

La disciplina es un medio para que los valores puedan ser enseñados y aprendidos. La disciplina consiste en una seria de estrategias para que los puedan distinguir lo aceptable de lo no aceptable de su conducta y de la de los demás en el contexto de la sociedad en la que viven.

Las estrategias disciplinarias (todas tus acciones para reforzar conductas aceptables y para inhibir conductas inaceptables) te deberán conducir a fomentar la aplicación cotidiana de valores claros, los cuales deber ser tus objetivos al disciplinar.

Si aplicas la disciplina sin un fin claramente definido, la conviertes en algo absurdo, sin sentido y corres el riesgo de convertirla en la manifestación de tus obsesiones y temores.

Los malentendidos devastadores más frecuentes con respecto a la Disciplina

  • Creer que es un fin, un objetivo.
  • Creer que es un valor que hay que fomentar en tus hijos.
  • Confundirlo con otros valores, como por ejemplo la responsabilidad.
  • Confundirlo con hábitos como la limpieza y el orden o incluso, hasta con habilidades de organización.


Concepto Guía Funcional: 


"La disciplina es un medio para fomentar una serie de valores 
que para ti son importantes pero no es un valor en sí misma."

Del libro:  "Disciplina inteligente", Vidal Schmill